JESÚS, el verdadero sentido de la Navida

Siempre que hablamos de Navidad vienen a nuestra memoria innumerables sentimientos encontrados: la nostalgia de los seres queridos que ya no están con nosotros, el balance de fin de año con los proyectos o metas que se alcanzaron y los que no… La reflexión de lo rápido que se ha pasado el año y se va la vida…

Estas fechas tienen la particularidad de movilizar nuestro interior, nuestra espiritualidad…

Algunos utilizan el 24 de diciembre, conocido también como Nochebuena para hacer “pactos” y lograr ciertos “poderes” aparentemente buenos e inofensivos, tales como: “curar” empachos, ojeaduras, etc.

Pero los hijos de Dios honramos a la llegada de Quien nos ha dado la Vida en el amplio sentido que implica esta palabra.

“Yo he venido a dar VIDA y vida en abundancia”, nos dice Jesús. Él, Quien dejó todo privilegio para acercarse a nosotros y padecer por sí mismo la fragilidad de esta humanidad caída que necesitaba desesperadamente un SALVADOR.

Una humanidad que anda errante, confundida, desorientada… Sin importar el color de piel, posición económica o social y necesita  ser salvada del pecado y de la desolación que significa vivir separado de Dios: “Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer.” Juan 15: 5 LBLA

Como lo dice su Palabra, Dios es bueno y no quiere que NADIE se pierda por eso acude a nuestra ayuda. Es un Dios cercano que ha padecido “en carne propia” la vulnerabilidad que significa esta frágil humanidad y las limitaciones con las que luchamos en nuestro andar cotidiano. Por eso nos ha mostrado cuál es la forma de vencer y es entregando todo nuestro ser para que sea hecha SU VOLUNTAD y no la nuestra.

¿Cuál será nuestra respuesta a tan glorioso llamado?

Mónica E. Rosas

TEXTO PARA REFLEXIONAR:

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5: 8

 

Escuchen algunas reflexiones de Navidad:
http://www.encuentro.ca/images/File/07_Los_que_estan_en_la_Prision(1).mp3

http://www.encuentro.ca/images/File/15_La_Razon_de_la_Celebracion(1).mp3

¿Qué es el Advenimiento?

 

Espera, Venida, Llegada: Estas son los significados que encontramos en el diccionario.

Por donde quiera ya se escuchan los villancicos navideños; se siente el espíritu navideño por doquier, los centros comerciales se preparan llenando los estantes con adornos navideños, regalos y más, y las personas se emocionan al ver tantas cosas al alcance.

En las iglesias y como familias, nos preparamos para celebrar el nacimiento de nuestro amado Salvador Jesucristo que se encarnó al venir a nacer en un humilde pesebre; para cumplir el propósito divino de Dios para la humanidad.

Dios puso sus ojos en una joven sencilla de corazón y a su prometido para que cuidaran al niño  que vendría a salvar a la humanidad del pecado   Entrando el ángel a donde ella (Maria) estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Éste será grande, y será llamado Hijo del Altísimo.” Lucas 1, 28, 30-32

Que privilegio para María y José al ser escogidos para cuidar a este bebe y ellos se prepararon para recibir su llegada.

Puedo imaginarme a  María, que durante este tiempo de espera tuvo momento de felicidad pero también de temor y de incertidumbre, al no saber lo que le esperaba.

Deseamos que estos días, mientras nos preparamos para celebrar estas fiestas de Navidad, disfrutemos como familia y que juntos celebremos a aquel, que naciendo en un humilde pesebre vino a cumplir un propósito y fue; para darnos vida y vida en abundancia “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Juan 10:10.

Así, como nos preparamos para celebrar estas fiestas Navideñas, mi deseo es que cada día estemos preparados para la segunda venida de nuestro Salvador.

Feliz Navidad!
Marina Pinto

Les adjuntamos algunos programas radiales de “La Verdadera Navidad.”

 

No pido milagros

No pido milagros,
por Antoine de Saint Exupery

No pido milagros y visiones, Señor, pido la fuerza para la vida
diaria. Enseñame el arte de los pequeños pasos.

Hazme hábil e inventivo para notar a tiempo, en la multiplicidad y
variedad de lo cotidiano, los conocimientos y experiencias que me
atañen.

Hazme seguro en la correcta distribución del tiempo. Obséquiame el
tacto para distinguir lo primario de lo secundario.

Hazme comprender que los sueños poco ayudan al pasado y al futuro.
Ayúdame a hacer lo siguiente lo mejor que me es posible y a reconocer que esta hora es la más importante.

Guárdame de la ingenua creencia de que en la vida todo debe salir
bien. Obséquiame el sensato reconocimiento de que las dificultades,
las derrotas, los fracasos, los contratiempos son una añadidura
natural a la vida, que nos empujan a crecer y madurar.

Recuérdame que el corazón muchas veces hace huelga contra la razón.
Envíame en el momento justo a alguien que tenga el valor de decirme
la verdad con amor.

Tu sabes cuan necesitados estamos de la amistad. Concédeme el estar
preparado a éste el más hermoso, más difícil, más arriesgado y mas
delicado regalo que nos ofrece la vida.

Provéeme de la fantasía necesaria para entregar en el momento
preciso, en el lugar adecuado un paquetito de bondad, con o sin
palabras.

Haz de mí un ser humano cual nave con el calado necesario para poder
alcanzar también a los que están abajo.

Presérvame del temor del que podría perderme de vivir. No me des lo
que yo pido, sino lo que necesito.

Enséñame el arte de los pequeños pasos!

ENCUENTRO News

Hoy queremos compartir con ustedes nuestro boletín de información del mes de Octubre:

Queridos amigos del ministerio ENCUENTRO

En Hechos 20:24 el apóstol Pablo les dice a los ancianos de Éfeso:
“No me preocupa si tengo que morir. Lo que sí quiero es tener la satisfacción de haber anunciado la buena noticia del amor de Dios, como me lo ordenó el Señor Jesús”.

Y justamente esa es nuestra meta: ¡Anunciar la Buena Noticia del amor de Dios a través de los medios de comunicación!

Nuestros programas de radio se escuchan en más de 1600 estaciones o emisoras radiales en toda América Latina y también en muchos otros países. Nuestros programas de televisión se emiten en 269 ministerios de televisión.

Damos gracias a Dios por esta maravillosa oportunidad.

Aquí les compartimos algunas noticias de nuestro trabajo:

  • Ministerio radial

En octubre, el pastor Ernesto y su esposa Marina visitaron a una emisora de radio en Perú.

chincha

Radio Celestial, Chincha, Peru

En Chincha – una ciudad muy desértica, cerca de la costa Pacífica-, Ernesto salió al aire en vivo para atender varias llamadas de teléfono, ya que muchísimas personas se comunicaban continuamente. Recibió media docena de llamadas en vivo, en aproximadamente 15 minutos. La estación de radio llamada Radio Celestial se encuentra en el techo de una iglesia y tiene una gran audiencia en su ciudad y alrededores.

Marina Pinto terminó otra serie de cinco nuevos programas para mujeres, en los cuales entrevistó a damas que pasaron por momentos difíciles en sus vidas. Por ejemplo: una mujer habla del suicidio de su hijo, otra amiga platica sobre los desafíos de ser soltera, además una hermana expresa sus luchas frente a la infertilidad.

marina

Marina Pinto

 

Click aquí si desea escuchar programas de “Esperanza para la Mujer de Hoy”

 

 

 

 

 

 

  • Programas de Televisión

 

Estamos contentos de continuar con la producción de programas de televisión. Acabamos de terminar de producir tres programas muy interesantes. Para dar algunos ejemplos: un programa cuenta la historia de Mariela, una mujer que creció en un hogar abusivo. A pesar de circunstancias terribles, ella encontró esperanza y sanidad en Jesús.

Lope Trujillo

Lope, de Colombia, explica cómo se convirtió en un creyente después de ser ateo durante muchos años.

Durante el reciente viaje a Perú y Guatemala, el pastor Ernesto y el camarógrafo Grant, grabaron nuevas entrevistas. Es nuestro deseo de producir nuevos programas que inspiren, estimulen y lleven a nuestra audiencia a reflexionar y a encontrar una nueva vida en Jesucristo.

 

Aquí podrá localizar los nuevos programas de Televisión 180 GRADOS.

  • Medios de comunicación social

La comunicación con nuestra audiencia es importante para nosotros. Cada día contestamos correos y mensajes de Facebook. Muchos de ellos piden oración, en busca de ayuda y consejería.

Yamilet escribió un mensaje en Facebook donde nos cuenta que escuchó uno de nuestros programas acerca de la ansiedad. Ella nos relata lo siguiente: “Por favor oren por mi salud. Estoy experimentando el mismo tipo de síntomas: la desesperación, el miedo y los problemas estomacales”.

“Hoy vi uno de sus programas de televisión y realmente me identifiqué con la dama que fue entrevistada. ¡Por favor, oren por mí. Me gustaría experimentar esta misma alegría en Cristo, de la cual Cristina está hablando en el show!”- de Amanda

El post de David dice: “Dios te bendiga, hermano Ernesto soy cristiano sin embargo durante los últimos cuatro años he sido adicto a la pornografía. He tratado de dejar esta adicción pero siempre cedo de nuevo  a la tentación. Necesito ayuda. Tengo 15 años.”

Gracias por ser parte de nuestro ministerio, al compartir el amor de Cristo con las personas que están en el mismo dolor por el cual usted experimentó o está atravesando en este momento.

¡Dios te bendiga!

El equipo de Encuentro

 

 

Límites y Desafíos

Muchas veces somos convocados por el Espíritu Santo a enfrentar nuevos desafíos, a romper con la “comodidad” y traspasar los límites que están más allá de nuestro alcance.

Es ahí que tomamos conciencia que lidiamos con temores que ni sabíamos que nos estaban acechando…

¿Cuál es entonces la salida ante tal encrucijada? Avanzar firmes en la Palabra que fue impartida.

Como dice el apóstol Pablo: Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”, 2ª Timoteo 1: 7-9

Aventurarnos a lo que nos dijo que hiciéramos y del modo que Él lo ha determinado. Porque en la Obediencia hay Victoria.

La respuesta a estos desafíos implica FE en quien nos ha enviado a romper moldes y estructuras que nos hemos fijado o nos han impuesto.

Dios es creativo y lleno de poder, deseoso de llevarnos aún más allá de lo que podamos imaginar.

Cada experiencia vivida en esos términos, significa un avance en el nivel de CONFIANZA  y ENTREGA al cumplimiento de Su Propósito en nuestras vidas.

Por eso decimos VENGA TU REINO, SEA HECHA TU VOLUNTAD ASÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO.

Mónica E. Rosas
Colaboradora de ENCUENTRO
08/10/16

 

 

 

Casada pero desconfiada

Hola pastor! Escucho su programa y además me encuentro leyendo su libro: “Almas en oscuridad”, que por cierto es hermoso. Por eso me animé a escribirle, no sé si lo leerá pero de todas maneras se lo comparto:

Me casé hace ya casi dos años, y lo hice con mucha ilusión. Planifiqué todo con tanta emoción y llegué al altar virgen, feliz de haber honrado a Dios y a mis padres. Todos dicen que el primer año, o durante los primeros años, todo es miel sobre hojuelas, pero en mi caso no fue así…

Mi desilusión llegó pocos meses después de nuestro matrimonio, cuando por curiosidad vi mensajes de Facebook en el celular de mi esposo que tenían fecha de unos tres meses antes de casarnos. En esos mensajes él le decía a una chica que quería saber si estaba igual de guapa y no sólo eso, sino también que ella robaba miradas incluyendo las suyas y le preguntaba si podían verse.

Realmente quedé devastada porque debido a esa chica, tiempo atrás mi esposo y yo habíamos terminado nuestra relación de noviazgo,

Pero llegó la reconciliación porque en una conversación que tuvimos, él juró que entre ellos no había nada. Fue así que continuamos nuestra relación pero hoy en día me encuentro con que él le ha escrito estas cosas. Esto me dolió muchísimo, por eso lo enfrenté y su respuesta todavía resuena en mí: “no sé porque lo hice, yo sólo te amo a ti”.

Actualmente sigo casada pero yo ya le he perdido la confianza, todo lo que hace me resulta sospechoso y es horrible vivir con inseguridad. Hasta el momento no hemos recibido consejería y nada de esto se lo hemos contado ni a familiares ni amigos.

Estoy mal, no soy lo feliz que pensé que sería y tampoco confío en mi esposo. Me atacan las dudas y pensamientos con muchas preguntas. Si bien intento dominarlos, sigo sintiéndome mal, como el primer día que leí esos mensajes.

Pastor: “¿Qué puedo hacer?

Gracias por tomarse un tiempo y leer esta carta.
Bendiciones.

Respuesta:

Gracias por compartir tus inquietudes en este foro.

Muchas veces hay que se prácticos para no amargarnos la vida. Como dice el dicho: “Lo que no fue en tu año que no te haga daño”.

Mi pregunta es la siguiente: ¿te ha sido infiel después de casados? ¿Tienes alguna razón para dudar de su amor por ti?

Si la respuesta es no, entonces debes enfrentar tus temores de una forma más razonable.

Es posible que la raíz de tu inseguridad se deba a algo más que a esa nota…

Algunas ideas para mejorar la convivencia en su relación de pareja:

1) Intenta intencionalmente de abrir una línea de comunicación permanente con tu esposo. Pregúntale cómo fue su día y además dile cómo te sientes.

2) Reconoce sus atenciones y agradécele también los pequeños detalles.

3) Salgan a caminar juntos, hablen, hablen y hablen.

4) Hagan pactos de transparencia, es decir que la pareja sepa dónde se encuentra cada uno: emocionalmente, económicamente. Que ambos puedan tener las claves de sus celulares, cuentas de Facebook y de otras redes sociales, etc.

5) Compren un libro sobre comunicación y comprométanse a leerlo y comentarlo juntos, durante cinco semanas como mínimo.

Si estas propuestas no funcionan, sería muy saludable ver a un consejero local.

Dios te ama y yo también.

Ernesto Pinto

Lecturas Bíblicas sugeridas:

Efesios 5; Colosenses 3 y 1ªPedro 3.

 

Estoy cansada de esta vida

“Gracias Pastor por atenderme” fueron las primeras pa­labras, entre sollozos de una distinguida Señora que me visitara en mi oficina. Su frustración era tanta que no me permitió terminar mi cortes y rutinaria  respuesta: “no hay cuidado”.

Ella estaba llorando y gritando “….Por qué a mi? …¿porqué tengo que ser yo quien haga todo en la casa: cocinar, lavar platos, limpiar, cuidar los niños, y hasta sacar al perro a pasear..? (Pausa., silencio) Pastor ….Estoy cansada de esta vida….quisiera desaparecer. No quiero seguir siendo simplemente la criada de mi marido; después de todo, él es un hombre que nunca aprecia lo que yo hago, ni siquiera lo nota. Por el contrario, lo que siempre escucho, es su amargada voz, cuando me grita, “ignorante”, “sos igualita a tu Nana” …. De esa manera desahogó su amargura aquella señora, por largo rato lloró y lloró.

Finalmente logré hacerle una pregunta, para ella inesperada: “Señora, dígame una cosa: ¿Ama usted a su esposo?” Rápidamente levantó su cabeza y me miro fijamente, y después de un largo silencio, me dijo: “….Ya no se… (pausa) … bueno, yo creo que si… por eso le estoy aguantando; ¿no cree?…” “Bueno Señora, lo primero que debemos hacer, es que vaya donde es su esposo e invítelo a venir junto con usted, para que conversemos.” le dije, “porque es difícil darle un consejo, conociendo solo un lado de la historia..”…. “Ahí está el detalle, porque mi marido insiste, que yo soy el problema….,”  repicó aquella mujer.

Esta es la historia que he escuchado tantas veces de esposos y esposas que han venido a mi oficina en estos últimos años que he estado sirviendo como pastor y consejero matrimonial. La verdad, mis amigos es que en toda relación matrimonial hay momentos de alegría, y momentos de verdadera frustración. Pero si, es posible disfrutar la familia y crecer juntos en una relación significativa. No pretendo tener “La receta” o el elixir de la felicidad, pero te comparto algunas ideas que han ayudado nuestro matrimonio de 34 años.

Primero: Aceptar que en nuestra relación de pareja tendremos frustraciones. Los problemas son parte de la vida real. Reconozcamos que cuando enfrentamos una dificultad, no es tú problema, o mi problema: es nuestro problema. Enfrentémoslo como tal. Somos una familia, nos edificamos, ó nos destruimos.

Segundo: Analicemos con seriedad: ¿qué papel juega la comunicación en mi familia? Si, una verdadera comunicación! Esa actitud que me permite escuchar con sensibilidad el punto de vista de mi pareja. Esa actitud que me lleva a decir: “Lo siento, perdóname, me equivoqué.”

Tercero: ¿Qué lugar tiene Dios en tu vida? ¿En tu familia?…¿ cuánto tiempo hace que no hablas con Dios?…

Con estas preguntas te dejo, esperando que tu cónyuge y tus hijos encuentren en ti, lo que el divorcio no te puede dar.

Dios te ama profundamente por esa razón envió a Jesucristo a morir por ti. En El encontrarás paz y descanso; El quiere llevar tus frustraciones porque te ama.

Ernesto Pinto

Aquí algunos programas radiales que hablan del tema de la comunicación en el matrimonio:

http://www.encuentro.ca/images/File/921enc_-_los_desafios_de_la_familia_moderna.mp3

http://www.encuentro.ca/images/File/900enc_-_Los_enemigos_del_matrimonio.mp3

http://www.encuentro.ca/images/File/934enc_-_El_machismo_y_el_perdon.mp3