Dios está buscando a unos pocos que le obedezcan

El cuerpo de los Marines (los Marinos) del ejército norteamericano tiene un buen slogan: “Los pocos, los orgullosos, los Marinos”. 

A mí me parece un buen slogan para el ejército de Dios. Porque Dios siempre está buscando a unos pocos que le obedezcan, que le sirvan, que le sigan, que con “orgullo santo” lleven el título: ¡Siervos del Dios Altísimo! 

De hecho, en Jeremías capítulo 5, ¡Dios está buscando a un sólo hombre que ame la justicia y busque la verdad para perdonar y salvar a Jerusalén! 

En el pasaje de hoy encontramos a Saúl dos años después de haber sido elegido rey de Israel. En el capítulo 13 de primera de Samuel él y todo el pueblo está sumamente amedrentado, temblando de miedo, ante el ejército de los filisteos que eran “como la arena del mar”. El miedo y la desazón tenían su razón de ser ante el terrible peligro y la amenaza cercana. 

Hay momentos en la vida cuando parece que todos los problemas se nos vienen encima, cuando parece que los enemigos se incrementan, ¡y nuestra paz y nuestra confianza se esfuman! 

En el caso de Saúl, el tiempo se acababa y el profeta Samuel no llegaba para implorar el favor del Señor. 

¿Qué hubiese usted hecho en un caso tan desesperado como ese? Es fácil, a la distancia, decir que hubiéramos echado mano de la fe y la confianza en Dios. Pero, ¿es eso lo que hacemos en casos desesperados? 

¡Para Saúl había sólo una salida, tomar las cosas en su mano y echar hacia adelante por sí mismo! Saúl mandó a traer el holocausto y las ofrendas de paz, y los ofreció delante de Dios. ¡Y justo cuando él terminaba, apareció Samuel! 

Saúl rápidamente dio las mejores excusas, las que usted y yo daríamos en esas circunstancias: “el pueblo y el ejército desertaban, los filisteos se apuraban, y Samuel no llegaba!” Y dijo más: “Y me esforcé en ofrecer el holocausto”. 

Pero Dios está buscando unos pocos, Él está buscando uno que sepa confiar, que sepa obedecer, ¡aún en las más terribles circunstancias! 

La respuesta del profeta Samuel viene del corazón de Dios: “Locamente has hecho, no obedeciste el mandamiento de Dios, y Dios te ha desechado”. ¡Qué terribles palabras! ¡Qué juicio tan fuerte! ¡Porque Dios está buscando a uno que le ame, le obedezca y le sirva conforme a Su Palabra! 

Señor, perdóname, porque a veces estoy confuso y desesperado y no busco Tu Voluntad, ni Tus Propósitos. 

Ayúdame hoy a obedecerte en toda circunstancia. Ayúdame a ser fiel en todo momento. ¡Dame un corazón que sepa esperar en Ti!

¡Hasta que todos oigan!

Eliezer D. González 
Ministerios Luz Cristiana Internacional 

Compartimos algunos programas de radio:

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1445enc%20-%20La%20Verdadera%20Prosperidad.mp3

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1407enc%20-%20Encuentro%20cara%20a%20cara%20con%20Dios.mp3

Requisito para ser usado por Dios

“Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás” Efesios 2:10

Una marca importante de un cristiano es su deseo de ser usado por Dios. Inicialmente ese deseo se encuentra confuso y tratamos de entender como quiere Dios que le sirvamos. Y aunque meditar y orar al respecto es importante, a menudo esto puede dejarnos atascados y abrumados tratando de descubrir los detalles en forma práctica.

No hay duda que Dios está más que listo para indicarnos como quiere usarnos, pero somos nosotros los que a veces no estamos listos para ser usados por Él. La Biblia enseña que hay por lo menos 4 requisitos para ser usado por Dios.

Mantén tu vida limpia: El primer paso para ser usado por Dios es siempre el examen personal. Dios usa vasijas sencillas, complejas e incluso vasijas rotas, pero no vasijas sucias. El Salmos 24:4 dice que Dios usa “El limpio de manos y puro de corazón el que no ha elevado su alma a cosas vanas”. Dios siempre usa a aquellos cuyos odres son renovados por Su espíritu.

Mantén los ojos abiertos: Dios siempre está obrando alrededor nuestro. Sin embargo, no siempre lo vemos obrar debido a que nuestros ojos están nublados con tantas cosas que nos distraen. Como dijo David en el Salmos 105:4 “Mantén tus ojos abiertos para con Dios, vela por sus obras”. Los planes de Dios solamente son visibles a aquellos que tienen abierto sus ojos espirituales.

Mantén un corazón agradecido: Los médicos se refieren a la gratitud como la más saludable de todas las emociones debido a sus beneficios físicos y psicológicos. Si no eres agradecido, te volverás cínico y pesimista. En el Salmos 50:23 dice “Pero el dar gracias es un sacrificio que verdaderamente me honra…les daré a conocer la salvación de Dios”. Un corazón agradecido es propicio para ser usado por Dios.

Mantente conectado al Cuerpo: Fuiste creado para la familia de Dios, creado para estar conectado al cuerpo. En Efesios 4:16 dice “Y cada parte, al cumplir con su función específica, ayuda a que las demás se desarrollen, y entonces todo el cuerpo crece y está sano y lleno de amor”. Dios usa al cuerpo completo y no a miembros desconectados y mutilados.

CONCEPTO IMPORTANTE

Una persona que es usada por Dios es una persona que primero ha lidiado con el pecado personal en su vida al confesárselo a Dios. Solamente los de limpio corazón tienen comunión con Dios y por ende son aptos para ser usados por Él.

Dios usa a personas agradecidas porque su motivación de servir está impulsada por el gozo de la salvación. Al vivir una vida centrada en Cristo los ojos permanecen abiertos hacia donde Él está operando. Necesitamos recordarnos constantemente que servir a Dios es un privilegio.

Una de las oraciones más peligrosas que podemos hacer es decirle a Dios “Úsame”. Una vez que lo hacemos y nuestra vida esta alineada a Sus propósitos llega a ser el viaje más maravilloso que uno pueda hacer. Esto me conecta más con Dios y más con Su cuerpo.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para pedirte que limpies mi corazón y mi mente. Te ruego que abras mis ojos para ver donde estas operando. Hoy vengo para decirte que quiero ser usado por ti para servirte en donde tú quieras. 

Pastor Arnold Enns

Escuchen uno de los nuevos programas radiales: Victoria sobre la tentación.

Ver los milagros

Querida amiga (o)

¿Eres tú de las personas que necesitas ver los milagros físicamente para creer en Dios?

Albert Einstein, el conocido genio científico nos dice que hay dos formas de vivir tu vida.

Una es pensar que nada es un milagro. La otra es pensar que todo es un milagro.

¿Cuál de estas dos personas eres tú?

Muchas personas necesitan ver los milagros realizarse ante sus ojos para creer, y aunque los estén viendo todavía dudan si son milagros, y es por la falta de fe.

Nos dice la escritura en el libro de Hebreos 11:1 “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

Tienes tu esa certeza o esa convicción de lo que estas pidiendo lo recibirás, aunque no lo veas en el momento?

Aquí te comparto una historia para que reflexiones al leerla; ha sido tomada del internet.

Aquí les dejo la historia:

Tres personas iban caminando por una vereda de un bosque: un sabio con fama de hacer milagros, un poderoso terrateniente del lugar y, un poco atrás de ellos y escuchando la conversación, iba un joven estudiante alumno del sabio.

El Poderoso: “Me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa, inclusive puedes hacer milagros”.

Sabio: “Soy una persona vieja y cansada… ¿cómo crees que yo podría hacer milagros?”.

Poderoso: “Pero me han dicho que sanas a los enfermos, haces ver a los ciegos y vuelves cuerdos a los locos….. esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso”.

Sabio: “¿Te referías a eso? tú lo has dicho, esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso… no un viejo como yo; esos milagros los hace Dios, yo sólo pido se conceda un favor para el enfermo, o para el ciego, todo el que tenga la fe suficiente en Dios puede hacer lo mismo”.

Poderoso: “Yo quiero tener la misma fe para poder realizar los milagros que tú haces….. muéstrame un milagro para poder creer en tu Dios”.

Sabio: “Esta mañana ¿volvió a salir el sol?”

Poderoso: “¡¡Sí, claro que sí!!”

Sabio: “Pues ahí tienes un milagro…. el milagro de la luz”.

Poderoso: “No, yo quiero ver un verdadero milagro, oculta el sol, saca agua de una piedra…. mira hay un conejo herido junto a la vereda, tócalo y sana sus heridas”.

Sabio: “¿Quieres un verdadero milagro?, ¿no es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace algunos días?”

Poderoso: “Sí!!, fue varón y es mi primogénito”.

Sabio: “Ahí tienes el segundo milagro…. el milagro de la vida”.

Poderoso: “Sabio, tú no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro…”

Sabio: “¿Acaso no estamos en época de cosecha?, ¿no hay trigo y sorgo donde hace unos meses sólo había tierra?”

Poderoso: “Sí, igual que todos los años”.

Sabio: “Pues ahí tienes el tercer milagro….”

Poderoso: “Creo que no me he explicado, lo que yo quiero….” (el sabio lo interrumpe)

Sabio: “Te has explicado bien, yo ya hice todo lo que podía hacer por ti…. si lo que encontraste no es lo que buscabas, lamento desilusionarte, yo he hecho todo lo que podía hacer”.

Dicho esto, el poderoso terrateniente se retiró muy desilusionado por no haber encontrado lo que buscaba. El sabio y su alumno se quedaron parados en la vereda; cuando el poderoso terrateniente iba muy lejos como para ver lo que hacían el sabio y su alumno, el sabio se dirigió a la orilla de la vereda, tomó al conejo, sopló sobre él y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba algo desconcertado.

Joven: “Maestro: te he visto hacer milagros como éste casi todos los días, ¿por qué te negaste a mostrarle uno al caballero?, ¿por qué lo haces ahora que no puede verlo?”

Sabio: “Lo que él buscaba no era un milagro, era un espectáculo. Le mostré tres milagros y no pudo verlos…. para ser rey primero hay que ser príncipe, para ser maestro primero hay que ser alumno… no puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los pequeños milagros que se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios en todas las pequeñas cosas que ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no necesitas más milagros que los que Dios te da todos los días sin que tú se los hayas pedido”.
Autor Desconocido.

Espero te haya gustado. Recuerda que así como el sabio, nosotros solo podemos pedirle a Dios con Fe y creer en favor de un enfermo, o para nosotros mismos; pero los milagros solo los hace Dios.

Toma un tiempo y escucha esta linda canción;

Si estas esperando un milagro en tu vida te invito a que escuches a Roberto Orellana que nos dice “Aunque pase mucho tiempo, solo en ti esperare.

¡No te desanimes sigue pidiendo, creyendo y esperando tu milagro con Fe!

¡Te deseo un bendecido día!

Marina Pinto

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro%20Familiar/EF101%20-%20Pedi%20un%20milagro.mp3

La música nos acerca a Dios

La música nos acerca a Dios, cuando le adoramos. Preparamos nuestro corazón para rendirle adoración y preparamos nuestro espíritu para recibir la palabra cuando le adoramos antes del mensaje de la predicación.

Que interesante seria que conociéramos el significado de cada canción cuando las cantamos.

Aquí comparto la historia de esta linda canción que es muy conocida por todos los creyentes, ya que ese es el anhelo de todos nosotros los que creemos en Cristo y le hemos aceptado como nuestro Salvador, cantar con todas las fuerzas de nuestros pulmones a gran voz con gozo y alegría: “Cuando allá se pase lista, a mi nombre yo feliz responderé”

Aquí comparto la historia de esta linda canción.

El escritor de este hermoso himno es James Milton Black, que nació el 19 de agosto del 1956 en South Hills, New York.

Él se dedicó al servicio cristiano, enseñaba música entre semana, dirigía el servicio de alabanza, era maestro de escuela dominical y líder juvenil en su tiempo libre. También edito varios himnarios.

Un día mientras pasaba por un callejón de uno de los sectores más pobres de Williamsport, se encontró a una niña pequeña de unos 14 años de edad, sentada en la puerta de una casa que estaba prácticamente en ruinas.

Al parecer su padre y su madre eran adictos a la bebida.

James le pregunto si le gustaría ir a la iglesia con él, pero…? En ese momento bajo la mirada a su ropa y zapatos rotos.

James entendió y al día siguiente le llevo un vestido nuevo, zapatos y un sombrero. Con sus ropas limpias, la niña llamada Bessie empezó a asistir a todas las reuniones los domingos.

Un día en una de las clases dominicales, cuando James pasaba lista y todos contestaban con un versículo, al llamar a Bessie no obtuvo respuesta porque no había asistido.

Y entonces dos cosas atormentaban a James en ese día. En su mente resonaban las preguntas “¿Qué tal si esta niña nunca más vuelva? ¿Y si fallece? Al salir de la escuela dominical fue a buscar a la niña a su casa, y la encontró muy enferma. Llamo a un médico y le pago para que la examinara.  El desalentador diagnostico medico fue neumonía. Eso fue lo que le puso triste y también a pensar y cuando James llego a casa triste, se sentó en el piano de su casa y compuso el himno “Cuando suene la trompeta.” Bessie falleció a los diez días, pero eso fue lo que inspiro a James a pensar; quizás aquí no responda al pase de lista, pero allá en el cielo.

Esta es una historia conmovedora que nos muestra que no en vano sufrimos y buscamos al Señor; dice su palabra “Todo tiene su tiempo”

También esta historia nos muestra que a pesar de nuestra ausencia aquí en la tierra, allá en el cielo estaremos presente siempre y cuando busquemos al Señor y sirvamos con el corazón, no importa la clase social, la edad, si eres hombre o mujer, solo un corazón dispuesto.

Cuando allá se pase lista a mi nombre yo feliz responderé, y queremos que tú también respondas mi querido hermano/hermana.

Te comparto el enlace de esta linda canción y uno de nuestros programas de Encuentro en donde el Pastor Ernesto reflexiona sobre la historia de James Hills y sobre ese glorioso día cuando nuestro nombre sea llamado.

¿Estas tu listo para responder a tu nombre?

 Marina Pinto

https://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1403enc%20-%20Cuando%20alla%20se%20pase%20lista.mp3?fbclid=IwAR08J0w1D-rv_sreODTWEkpqABgO1VoPk2h0JRoKGOzDsfrsJ5lLSMIW3s4

El Pastor y El asalariado

“Vosotros dispersasteis mis ovejas y las esparcisteis, y no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras, dice Jehová” (Jer 23:1,2).”

He aquí que Jehová el Señor vendrá con poder, y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con él, y su paga delante de su rostro. Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo LLEVARÁ los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará SUAVEMENTE a las recién paridas” (Is 40:10,11).

David, el gran pastor de Israel dijo: “Tu suavidad me ha engrandecido” (Sal 18:35).

La suavidad y la mansedumbre no son debilidad.

La suavidad es la capacidad para identificarse y simpatizar con los que son débiles, con los necesitados, a fin de animarlos, levantarlos, ayudarlos a fortalecerse.

Se dijo de nuestro Señor Jesús: “No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare…” (Is 42:3). ¿Por qué?

Era un pastor apacible. Si veía a alguna oveja herida, la sanaba y trataba con ternura. Si veía a alguien que luchaba para hacer que un ministerio funcionara, se le acercaba y abanicaba el pábilo que humeaba (que tipifica el esfuerzo sincero) hasta que empezaba a arder brillante y claramente en verdad y pureza. Jesús obra con nuestros débiles esfuerzos en el ministerio para llevarlos a la plena madurez.
Hay muchos hombres sinceros que luchan para dar expresión a sus dones. Son como un pábilo que humea. Los dirigentes no deberían extinguirlos, mas abanicarlos hasta que se conviertan en llamas ardientes. Eso es lo que significa dirección dulce o amable. Esa es la clase de pastor que apacentará al rebaño.

El buen líder sabe que las ovejas le pertenecen a Dios.

Un buen dirigente reconoce el derecho de Dios sobre las ovejas.

Un mal dirigente reclama el rebaño para sí mismo

“Pueblo suyo somos y ovejas de SU prado” (Sal 100:3). Dice, además: “El Señor es MI pastor…” (Sal 23:1).

Ezequiel 34
“Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: Así ha dicho Jehová, el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿Acaso los pastores no apacientan a los rebaños? Os alimentáis con la leche de las ovejas, os vestís con su lana y degolláis a la engordada, pero no las apacentáis. No fortalecisteis a las débiles ni curasteis a la enferma; no vendasteis la perniquebrada ni volvisteis al redil a la descarriada ni buscasteis a la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia. Andan errantes por falta de pastor y son presa de todas las fieras del campo. ¡Se han dispersado! Han andado perdidas mis ovejas por todos los montes y en todo collado alto. Por toda la faz de la tierra fueron esparcidas mis ovejas y no hubo quien las buscara ni quien preguntara por ellas”.

Ernesto Pinto

Algunos de nuestros nuevos programas radiales:

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1442enc%20-%20Al%20fin%20libre%20de%20las%20drogas.mp3

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1440enc%20-%20El%20nino%20trabajador.mp3

Necesito Renovarme

“Los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán”. Isaías 40:31

¿Alguna vez te has encontrado pensando que algo tiene que cambiar o me muero? A veces nos sentimos sin inspiración, estancados, incluso aburridos. Cuando te sientes atrapado en una rutina monótona, en realidad es la oportunidad perfecta para renovarte.

La necesidad de renovarse es una parte esencial de nuestro bienestar. Así como necesitamos crecer en nuestras relaciones y carreras, necesitamos renovarnos periódicamente. Aprender a renovarte en tu vida no siempre es fácil, pero siempre vale la pena. He aquí pautas para lograrlo.

Se auténtico: No es posible andar fingiendo ser algo que uno no es. Si tratas de vivir tu vida según las expectativas y la aprobación de los demás, siempre estarás bajo estrés. En 2 Corintios 4:2 dice “No sentimos vergüenza de nada, ni hacemos nada a escondidas. No tratamos de engañar a la gente”. La renovación en nuestra vida inicia con ser auténtico y transparente, empezando con uno mismo.

Acepta tus limitaciones humanas: La forma más rápida de agotarte es tratar de ser Superman. Incluso Jesús no podía estar en todas partes arreglando todos los problemas. En 2 Corintios 4:7 dice “Pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro”. Todos tenemos fallas y estamos agrietados. Reconocer mis limitaciones me ayuda en el proceso de renovarme.

Renuévate regularmente: Esas vacaciones que te tomas una vez al año no solucionan tu agotamiento. Por ello haz algo divertido todos los días que alivie el estrés. Obedece el cuarto mandamiento en Éxodo 20:8 “Acuérdate de guardar el día de descanso al mantenerlo santo”. Luego escápate de vacaciones de tanto en tanto. No esperes hasta que la ambulancia te lleve a descansar en el hospital.

Aprende a disfrutar de la gracia de Dios: A Satanás le gusta susurrarnos al oído que no somos lo suficientemente buenos. Pero en Efesios 2:4 dice “Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos, nos dio vida”. La gracia nos dice que Dios conoce cada error estúpido que hacemos, y aun así elige usarnos.

CONCEPTO IMPORTANTE
Muchas personas viven solamente usando su tanque de reserva, nunca disfrutando de un tanque lleno. Por ello no están preparados para enfrentar situaciones difíciles pues se pasan empujando su vida día en día.

Pretender que todo está bien cuando uno sabe muy bien que no es así es la forma más rápida de agotarse. Nuestros frágiles cuerpos son como vasijas de barro. Cuando se cae al suelo una vasija de barro, se rompe. Por ello debo de reconocer que necesito ayuda para renovarme.

Al aprender a renovarte, podrás reconectarte continuamente con el propósito de Dios en tu vida, reavivar tu pasión y redescubrir tu verdadera razón de vivir. Siempre es un buen momento para buscar la renovación personal, pero debo de tomar una decisión hoy mismo y depender de la gracia de Dios.

MOTIVO DE ORACION
Señor Jesus hoy vengo delante de ti reconociendo que estoy agotado y que necesito renovarme. Confieso que he tratado de solucionar todos los problemas por mi propia cuenta. Hoy me rindo, me doy por vencido y te ruego que renueves todo mi ser con tu gracia y misericordia.

Pastor Arnold Enns

La gracia es un regalo
http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1419enc%20-%20La%20gracia%20es%20un%20regalo.mp3

Encuentro cara a cara con Dios
http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1407enc%20-%20Encuentro%20cara%20a%20cara%20con%20Dios.mp3

El ayuno y nuestra motivación

El ayuno es una decisión que hacemos de abstenernos de ingerir alimentos o bebidas para acercarnos y tener una comunión íntima con nuestro Padre Celestial, durante el tiempo que determinemos hacerlo.

Al ofrecer un ayuno estamos negándonos de hacer algo que nos cuesta dejar algunas veces y voluntariamente decidimos tomar ese tiempo especial para estar en total comunión con nuestro Padre Celestial.

¿Por qué decidimos ayunar?

El ayuno debe tener como propósito agradar y obedecer a Dios. No es solamente el abstenernos de los alimentos o las bebidas, sino que también, como un amigo dijera, podemos entregar durante ese tiempo el guardarnos de aquellas cosas que nos tienen atados. En su caso, él se abstuvo por un tiempo de las redes sociales, ya que le estaban estorbando su vida espiritual.

Leemos en el libro de Isaías 58:6: “¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?”.

¿Cuál es tu actitud cuando ayunas?

¿Cuál es tu motivación?

Es acaso el acercarte a Dios mostrando tu amor, obediencia y sumisión a Él o lo haces para conseguir algo que deseas y aunque suena egoísta, es válido si lo hacemos con un corazón sincero y de una forma personal con Dios y no como para que todos lo sepan.

Leemos en Su Palabra: Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. (Mateo 6:6)

También nos dice: Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. (Mateo 6: 17-19)

En la escritura hay un ejemplo sobre el ayuno que hizo Daniel junto con sus amigos Sadrac, Mesac y Abednego. Ellos decidieron abstenerse, por voluntad propia, de no comer la comida del rey de Babilonia para no contaminarse, haciendo un ayuno parcial solamente comiendo frutas, verduras y agua. Este pasaje lo encontramos en el libro de Daniel capítulo 1, versículo 8: Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse”.

Luego en Daniel 1:16 dice: “Así, pues, Melsar se llevaba la porción de la comida de ellos y el vino que habían de beber, y les daba legumbres”.

Entonces, ¿cuál es tu motivación para ayunar?

¿Recuerdas sobre mi amigo y el ayuno que el hizo absteniéndose de las redes sociales? El reportó que le ayudó mucho y que las redes ya no son su prioridad y ahora se siente libre y no le hacen falta.

 Te invito que, al hacer un ayuno voluntario, examinemos pues nuestro corazón. Dios nos conoce íntimamente y sabe cuál es nuestra verdadera motivación.

¡Muchas bendiciones!

Marina Pinto

Les comparto algunos programas radiales

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro%20Familiar/EF108%20-%20Siendo%20sal%20y%20luz%20en%20nuestra%20comunidad.mp3

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro%20Familiar/EF092%20-%20El%20camino%20del%20senor%20es%20de%20valientes%20no%20de%20cobardes.mp3

Quitá tu depresión con Adoración

Los historiadores dicen que la música se remonta por lo menos a 43.000 años atrás, cuando el hombre de Cro-Magnon perforó agujeros en un hueso de oso, creando así la primera flauta, el instrumento musical más antiguo del mundo.

Pero en realidad la música nace en el cielo
Isaías en su capitulo seis nos describe una escena musical (en mi propia interpretación del texto). Y aquí leo textualmente de la Sagrada Biblia: “…vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el Templo. Por encima de él había serafines. Cada uno tenía seis alas: con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces diciendo: “¡Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos! ¡Toda la tierra está llena de su gloria!” Es por eso que disfrutamos tanto la música, porque nació en el corazón de Dios. 

Cristo también cantó al anunciar su sacrificio y resurrección
Luego cantaron un himno y salieron al monte de los Olivos. En el camino, Jesús les dijo: «Esta noche, todos ustedes me abandonarán, porque las Escrituras dicen: “Dios golpeará al Pastor, y las ovejas del rebaño se dispersarán”. Sin embargo, después de ser levantado de los muertos, iré delante de ustedes a Galilea y allí los veré».

Saca tu depresión con Adoración
Otro pasaje de las Escrituras nos dice que David hacía que la depresión abandonara a Saúl. Leo de nuevo Las Sagradas Escrituras: “Y cuando el espíritu malo venía sobre Saúl, David tomaba el arpa y tocaba con su mano; y Saúl tenía alivio y estaba mejor, y el espíritu malo se apartaba de él.”  1 Samuel 16: 14-16.

Así es mi amigo, la música y las Buenas Nuevas vienen de Dios. Cuando parecía que todo estaba perdido, Dios envió a Su único Hijo a morir por mis y tus pecados. Observe los seis motivos por los que el Salvador vino a este mundo. He aquí la declaración de Su misión, que el mismo Cristo nos da en Lucas 4:18,19.

“El Espíritu del Señor está sobre mí:

  1. Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
  2. Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
  3. A pregonar libertad a los cautivos;
  4. Y vista a los ciegos;
  5. A poner en libertad a los oprimidos;
  6. A predicar el año agradable del Señor.

Ante el aumento de la glorificación al dios EGO. Me pregunto, ¿por qué no reconocer que todo lo que disfrutamos viene del Cielo? Lamentablemente tenemos demasiados predicadores y cantantes cristianos que la oscuridad de su ego, nos les permite alumbrar la luz de Cristo.

¿Dónde quedan las enseñanzas de Aquel predicador de los pies polvosos que caminaba por las aldeas y solo nos pidió una cosa?: “aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”. Mateo 11:29.

Ernesto Pinto

Felicidades Papá

En este mes se celebra el Día del Padre  en Norte América, y quizás no se le da el mismo énfasis como el Día de la Madre.

Quisiera honrar a todos aquellos a quien Dios les ha dado el privilegio de ser padres (sean padres biológicos o adoptivos) o que lo serán pronto.

Como padres Dios les ha dado una responsabilidad muy grande, primeramente como cabeza del hogar y eso incluye en la crianza de los hijos que muchas veces no es fácil especialmente  para los hombres. (Proverbios 22:6)

Padres, no solo son aquellos que engendraron biológicamente, si no también aquellos que decidieron darle amor y aceptación a aquellos niños que aun no siendo de ellos, los han criado como sus propios hijos.

Como se dice que ningún niño viene con un libro de instrucciones debajo del brazo cuando nace, quizás sin experiencia te sentiste que no podrías ser un buen padre, o quizás porque nunca tuviste un ejemplo. Quiero animarte que si tú eres uno de esas personas, preséntaselo al Señor en oración, y él te dará sabiduría para cumplir con ese rol y ser un buen ejemplo para tus hijos.

Las escrituras nos muestran muchos ejemplos de padres que fueron ejemplares y otros que no supieron criar a sus hijos.  Unos vieron buenos frutos, más otros tuvieron resultados tristes.

Quiero compartirte algunos ejemplos en las escrituras que nos hablan de padres adoptivos. Uno de ellos fue José, el Padre de nuestro Salvador, quien lo crío como hijo propio.

Vemos a Mardoqueo, quien fue otro ejemplo al adoptar a Ester como su hija propia siendo ella huérfana, hija de su primo.

Dios los bendijo por su obediencia.

Personalmente agradezco a Dios por mi esposo por ser un padre maravilloso para mis hijos, aun él no habiendo tenido el placer de tener un padre a su lado, él pidió al Señor sabiduría para ser un buen padre y el Señor en su fidelidad contestó su oración ya que ha sido y sigue siendo un padre maravilloso.  Sus hijos aunque ya son adultos están muy orgullosos de su papá.

El Señor nos dice en su palabra “Pedid y se os dará” Mateo 7:7

Si tú te sientes que necesitas sabiduría y ayuda, pídela al Señor; te aseguro que Él te la dará así como lo hizo con mi esposo.

A todos los hijos quiero decirles que les muestren amor a sus papás ahora que están vivos.

Como hija, doy gracias a Dios por el padre que me dio aunque ya no está más conmigo, ya que está en la presencia del Señor.

Le doy gracias porque me dio un padre amoroso, responsable y que nos dejó muy buenos recuerdos.

Papa siempre te amaré.

Lo más hermoso es que tenemos un Padre Celestial que nunca nos abandonará.

En homenaje a mí querido padre, yo quiero compartir este poema que he escrito para el:

“Padre Querido”

Papá; en este día especial, quiero dedicar este poema para ti.

Sé que en el cielo tú lo escuchas y con una sonrisa lo recibes como el mejor regalo.

Han pasado ya 7 años desde que te fuiste al cielo, dejándonos a tus hijos, esposa y tus nietos llenos de dolor al saber que ya no tendremos cerca a ese padre, esposo, abuelo y ahora bisabuelo.

Pero nos consuela saber que no estás solo ya que nuestro querido hermano (tu hijo) se fue antes para recibirte cuando tú llegaras.

Sé que los dos tienen un lugar muy especial, ya que las sagradas escrituras nos dicen que Jesús ha preparado un lugar muy especial en el cielo.

Aunque el dolor siempre está en nuestros corazones,  nos consuela saber que un día te veremos de nuevo juntamente con nuestro querido hermano y entonces nos abrasaremos y como dice las escrituras, allí no habrá más llanto ni más tristeza ni más dolor, todo será gozo y alegría en la presencia de nuestro amado Salvador.

Gracias Padre Celestial por habernos dado un padre muy especial que sé que hoy se goza en tu presencia.

¡Felicidades a todos los padres!

Marina Pinto

Algunos programas radiales:

Como te recuerdan tus hijos:
http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/778enc%20-%20Como%20te%20Recuerdan%20tus%20Hijos.mp3

Padre, vuelve a tus hijos
http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/950enc%20-%20Padre%20vuelve%20a%20tus%20hijos.mp3

Modelar amor y bondad

El rey y Salmista David fue un hombre “conforme al corazón de Dios”. Lo que eso quiere decir es que David mostró en su vida las características, las virtudes de Dios.  ¡Él no fue perfecto y tuvo, como nosotros, sus faltas grandes y pequeñas, pero por encima de todo él mostró esas cualidades que hacen de Dios un Dios maravilloso! 

Después que él se consolidó como rey de Israel, él buscó con sincera determinación a algún descendiente de Jonatan (y por ende de Saúl) para mostrarle misericordia, bondad, favor. Porque todas esas palabras caben en esa palabra que se tradujo en la versión Reina Valera como misericordia. 

David había hecho un pacto de profunda amistad con Jonatan y no pensaba olvidarlo! Por amor a su amigo del alma él iba a cumplir con todo lo prometido. 

Que cosa hermosa es cuando el amor y la amistad son más que palabras “cliché” de las que se acostumbran ahora. Las expresiones de afecto y aún de amor que se usan en nuestros días son expresiones vacías y sin verdadero peso. Ah, pero cuando el amor y la bondad son verdaderos, las palabras adquieren un sentido muy especial. 

Y David buscó hasta encontrar a un hijo de Jonatan que estaba lisiado en sus dos piernas. Mefiboset era un simple cojo con una auto imagen muy pobre. Él se consideraba un poco menos que “un perro muerto.” Pero David lo recibió, le restauró todas las propiedades de su padre y su abuelo, y le dio un sitio en su mesa: ¡la mesa del rey!  ¡Y digo que David modeló la virtud de la Misericordia, de la Bondad de Dios!

¿Qué somos nosotros para que Dios nos busque con afán, nos afirme, nos perdone, nos haga co-herederos con Su Hijo Jesucristo, y nos invite a comer en Su mesa? ¡Qué Amor tan grande y tan generoso el de Dios! ¡Qué Amor inefable del cual cantaremos y daremos alabanza por la eternidad! ¡Cómo necesitamos modelar ese Amor, esa Misericordia, esa Bondad hoy! ¡Cómo necesitamos que otros, que todavía están alejados los entiendan! 

Señor, ayúdame hoy a modelar tu Amor, Tú Misericordia y Tú Bondad. Yo quiero que otros vean esas virtudes en mi para que ellos se acerquen a Ti y las encuentren.

¡Hasta que todos oigan!

Eliezer D. González 
Amigo del ministerio ENCUENTRO

Escuchen algunos programas radiales:

Rescatada del alcohol
http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1436enc%20-%20Rescatada%20del%20alchol.mp3

Las luchas del hijo de pastor
http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1437enc%20-%20Las%20luchas%20del%20hijo%20del%20pastor.mp3