El dolor de la traición

Estamos en la Semana Santa y para muchos es tiempo de playa, sol y mar.

Muchos están ansiosos esperando ese tiempo para ir y disfrutar unas vacaciones.

Otros se preparan para hacer las comidas especiales de cada país en el tiempo de Semana Santa.

Ahora, ¿como te estás preparando tú para este tiempo que nos recuerda que nuestro amado Salvador tuvo que sufrir el escarnio, burla y tuvo que padecer en esa cruz poniendo su vida para salvarnos a nosotros de nuestros pecados?

¿Estas tú agradecido por lo que El hizo por ti?

Creo que ninguno de nosotros estaríamos dispuestos a sufrir todo lo que El sufrió yendo hacia ese camino al Gólgota. Nos dice el libro de Juan 19:16-17 que tomaron pues a Jesús, y él salió llevando su cruz hacia el lugar que se llama de la Calavera, y en hebreo Gólgota. Simón de Cirene quien iba pasando en ese momento – al verlo sufrir las torturas, golpes, y burlas – fue tomado para ayudar a Jesús a cargar la pesada cruz.

Antes de que ese evento sucediera Jesús compartió un tiempo especial con los 12 discípulos con quien El había caminado cerca por tres años, enseñándoles, discipulándoles, amándolos durante su tiempo aquí en la tierra.

Jesús los invito a una cena, la cual él sabía que iba a ser la ultima que El compartiría con ellos.

Jesús ya sabia lo que iba a suceder, El ya sabía que uno de sus amigos mas íntimos le iba a traicionar.

Puedo imaginarme el dolor y la tristeza que embargo su corazón, aun así, El no quiso dejar de compartir ese ultimo momento con ellos.

El sabía lo que tenia que suceder para que se cumpliera la escritura.

Juan 13:21 Dicho esto, Jesús se angustió profundamente y declaró:

—Ciertamente les aseguro que uno de ustedes me va a traicionar”.

Leemos en el libro de Mateo 26: 14-16 que fue Judas, quien traiciono a su maestro: “Uno de los doce discípulos, el que se llamaba Judas Iscariote, fue a ver a los jefes de los sacerdotes y les dijo: —¿Cuánto me quieren dar, y yo les entrego a Jesús? Ellos le pagaron treinta monedas de plata. Y desde entonces Judas anduvo buscando el momento más oportuno para entregarles a Jesús.

Parece que la motivación de Judas fue el dinero y lo cegó de tal manera que no le permitió recordar todo lo que Jesús había hecho por él.

Al escribir esta reflexión puedo identificarme con el dolor que Jesús sintió al haber sufrido esta traición.

Personalmente he sentido ese dolor de ser traicionada en mas de una ocasión y aun al escribir en este momento ese dolor se revive.

Sientes que es como una lanza que penetra lo mas profundo de tu corazón y te perfora desde la entrada en tu pecho hasta salir por la parte de atrás. Es un dolor inimaginable.

Quizás tu también alguna vez has sufrido una traición en tu vida e igual te identificas con el dolor que Jesús sufrió al ser traicionado.

Todo esto tuvo que acontecer para que el plan de Dios se cumpla a través de su hijo, y es de darnos la Salvación.

1 Juan 5: 11-12: Y el testimonio es este: que Dios nos ha dado vida eterna, y esa vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.

Sabemos que Jesús venció la muerte y se levanto victorioso. Quizás tu has tenido que pasar por un proceso difícil durante esa traición que has sufrido. Es un proceso muy doloroso que sientes que quizás no podrás soportarlo; pero durante ese proceso, por muy doloroso que sea, ten la seguridad de que Dios esta allí contigo dándote fuerzas para resistir y al final saldrás con mas fuerzas que antes. El me a sostenido y lo seguirá haciendo, también lo puede hacer contigo.

1 Pedro 1:7 Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual, aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo”.

Mantén tu fe en Jesús y mi deseo es que tu puedas decir juntamente conmigo “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”. Romanos 8:38-39

Mi deseo es que durante este tiempo de reflexión puedas darle gracias a Dios por enviarnos a su hijo Jesucristo y dar su vida para darnos salvación.

¡Dios te bendiga!

Marina Pinto.
Abril 2022.

Escucha el programa radial: Caminando la via dolorosa

Beneficios de la paciencia

“Amados hermanos, tengan paciencia. Piensen en los agricultores, que con paciencia esperan las lluvias en el otoño y la primavera. Con ansias esperan a que maduren los preciosos cultivos” Santiago 5:7

¡Odiamos esperar porque somos de la generación del ahora! Sin embargo, gran parte de nuestra vida la pasamos esperando. Hay muchas cosas en la vida que ponen a prueba nuestra paciencia: el tráfico en las calles, filas en supermercados, consultorios médicos.

Puedes volverte loco, comportarte de manera irritable y sentirte víctima. Son todas reacciones contraproducentes que socavan a los demás y sacan lo peor de ti. O también puedes aprender a transformar tu frustración con paciencia. He aquí algunas razones porque ser paciente.

Dios recompensa la paciencia: Uno de los deseos más fuertes que tenemos es reaccionar en la carne. Sin embargo, si somos pacientes hay todo tipo de recompensas. Tu carácter crece, te llevas mejor con la gente, eres más feliz, alcanzas tus metas.

Dice en Mateo 5:11 “Dios los bendice a ustedes cuando la gente les hace burla y miente acerca de ustedes porque son mis seguidores”. Dios da recompensa a la paciencia porque serás honrado por otros que dirán: “Es una persona paciente”.

Dios está resolviendo las cosas: Dios siempre está trabajando aun cuando no lo vemos frente a nuestros ojos. Dice en Marcos 4:26-27 “Es cuando un hombre echa semilla en la tierra; y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo”.

La semilla da fruto aun cuando no vemos todo el proceso. Igualmente, Dios está obrando, en silencio, y en su tiempo veremos lo que Él ha preparado para nosotros. Si metemos la cuchara lo echamos a perder.

Dios tiene el control: Aunque una situación puede estar fuera de mi control, ninguna circunstancia está fuera del control de Dios. Aunque no puedo controlar todo lo que sucede en mi vida, Dios si puede. Así que debo confiar en Él y debo tener paciencia.

En Isaías 41:4 dice “Quién ha hecho obras tan poderosas, Soy yo, el Señor, el Primero y el Último; únicamente yo lo soy”. Podemos experimentar un retraso en la respuesta, pero los retrasos de Dios nunca frustran Su propósito.

CONCEPTO IMPORTANTE

Dios no trata tanto de enseñarnos la paciencia como de hacernos entender que la paciencia es Su naturaleza. La paciencia es parte de quién es Dios al tratar con nosotros y el quiere que seamos igual como El.

Cuando te critican, quieres volver a criticar. Si te insultan, quieres devolver el insulto. Pero eso es lo opuesto a la paciencia. Cuando la gente te critique, ten paciencia, porque habrá una recompensa tarde o temprano.

El propósito de Dios para tu vida es mayor que cualquier problema que estés enfrentando en este momento. Si has estado orando por una respuesta a una oración y no la has recibido, no creas que Dios no quiera dártela. Dios está preparando todas las condiciones para que cuando la recibas sea el momento propicio.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti para confesarte que no tengo paciencia. Necesito aprender a ser paciente y hoy te pido que transformes mi manera de pensar y actuar. Enséñame a ser paciente en esperar tu respuesta y a ser paciente con otros alrededor mío.

Pastor Arnold Enns

Al Pie de la Cruz

Vivimos en un mundo maravilloso donde nos rodea una naturaleza que nos habla a gritos del Amor del Creador.  Sin embargo, la triste realidad es que vivimos rodeados de egoísmo, hipocresía y con nuestros actos de rebeldía le hacemos muecas a Dios.  La desobediencia, la maldad y el pecado de nuestro corazón, nos lleva a pensar que podemos vivir independizados de Él. Pero los hechos nos demuestran que tarde o temprano las íntimas iniquidades nos pasarán factura. 

Hace unas semanas me llamó una señorita, envuelta en una depresión; ella me preguntó: – ¿Por qué será que Dios me odia tanto? ¿Porque me persigue?

 Antes de responderle le permití que se desahogara, al final de su relato pude entender que no era Dios quien la perseguía. Era su propia vida, aquella que ocultaba; es decir su doble cara, sus iniquidades más íntimas.

Cuánta razón tiene la Sagrada Escritura al recordarnos que nuestro pecado nos alcanzará.

Pero la buena noticia es que Dios también puede alcanzarte. Y si te dejas abrazar, hoy vas a salir de esa prisión llamada depresión, de ataques de pánico o tal vez hoy es tu día de quedar completamente libre de esa adicción que te está ahorcando.

Es maravilloso saber que Dios siempre nos está esperando. Él nos limpia, nos abraza. Dios es amor. Le recuerdo que Dios puede sanar el corazón herido por el pecado. Un viejo himno de la iglesia lo relata de esta manera:

Me hirió el pecado, fui a Jesús,
mostrele mi dolor.
Perdido, errante, vi su luz;
bendíjome en su amor.

En la cruz, en la cruz,
do primero vi la luz
y las manchas de mi alma yo lavé.
Fue allí por la fe do vi a Jesús,
y siempre feliz con Él seré.

Mi amigo, todavía hay lugar al pie de la Cruz. Cristo murió por ti y por mí, para darnos entrada al cielo.  Hoy es tu día de Salvación. Dile sí a Cristo.

Invite a Cristo a ser el Señor de su corazón. Dígale: “Cristo Jesús ven a mi vida y perdona mis pecados…. Límpiame, sáname… te necesito hoy”. Amen.

Ernesto Pinto

La gracia es un regalo

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1419enc%20-%20La%20gracia%20es%20un%20regalo.mp3

Cuando allá se pase lista

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1403enc%20-%20Cuando%20alla%20se%20pase%20lista.mp3

Confiar en los planes del Señor

Tal parece que en la mente del siervo de Dios Moisés había una cierta forma en la que Dios actuaría para liberar a Su Pueblo de Egipto. Pero según pasaban los días y se complicaba todo el evento, el actuar del Señor no estaba claro para Moisés. Mientras más el insistía con el faraón acerca de dejar ir al pueblo de Israel, más difícil y penosa se hacia la vida para éstos, hasta que Moisés no aguantó más e increpó a Dios: ¿Por qué afliges a este pueblo? ¿Para que me enviaste? Tal vez en la mente de Moisés se repetían estas palabras y tal vez él se decía a sí mismo: ¡por esto es que yo no quería venir a Egipto! ¡Esto es más difícil de lo que yo pensaba!

Para nosotros los humanos es difícil entender los planes y los Propósitos de Dios. Nuestra mente finita no acaba de entender todo lo que el Señor tiene en Su mente infinita. De hecho, la Biblia dice que nadie entendió jamás la mente del Señor en su totalidad, ¡es imposible! Dios tenía el plan de glorificarse, magnificarse, ¡mostrar Su gloria y Su Poder en Egipto! Moisés solo pensaba en el sufrimiento inmediato de él y del pueblo de Israel.

Nunca entenderemos la Mente y los Propósitos Eternos del Señor de este lado de la eternidad, ¡pero podemos someter nuestro corazón a confiar en Su amor, Su misericordia, Su gracia, Su Poder! Dios siempre llevará a total realización Sus planes y Sus Propósitos aún en medio de nuestro dolor o nuestra confusión. ¡Siempre!

Confíe hoy en los Planes del Señor y sométase a ellos. El Señor será glorificado y usted verá la bondad de Dios en la tierra de los vivientes.
¡Hasta que todos oigan!

Eliezer D. González
Amigo del ministerio ENCUENTRO

Noviazgo y la tentación sexual

Hola querido consejero.

Antes que nada quiero expresar mi agradecimiento por el tiempo que dedica para aconsejarnos.

Al buscar su ayuda, más que una respuesta, lo que necesito es un consejo, ya que no sé como sobrellevar esta situación por la que estoy pasando. Yo soy una creyente, y hace tres meses quedé embarazada. Cometí el pecado de fornicación. Cedí a la tentación y ahora estoy pagando las consecuencias.

Ha sido “una larga noche”; nada fácil para mí. Me he sentido mal, pero muy mal. Hasta pensé en quitarme la vida, pero doy gracias al Señor y a su Espíritu Santo que me ha consolado y creado en mí un corazón verdadero y arrepentido.

Ahora esta es mi inquietud: Hace unos días un hermano de mi congregación se me acercó y me dijo que debo presentarme ante la congregación y confesar todo lo que pasó. El dice que si no, yo seré un mal ejemplo para otras jóvenes.

La verdad es que eso me ha desconcertado un poco. Yo nunca he leído en la Biblia que uno tenga que hacer tal cosa. Le comento que yo he hablado con el pastor y él no me ha dicho nada de eso. ¿Qué debo hacer? Necesito su consejo. Yo sé que no me debo sentir culpable, sino que debo de confiar en el perdón de Jesus y seguir buscándole. Pero ahora no sé qué hacer. ¿Es verdad que debo de hablar a la congregación, o quizás salir de ella?

Muchas gracias por su respuesta y su consejo.

Respuesta:

Apreciada amiga, gracias por escribirme en estos momentos de mucha confusión para ti. Lamento que esa persona que te demandó que sufras una vergüenza más no haya entendido claramente que a la oveja perniquebrada hay que restaurarla, que al hijo pródigo hay que recibirlo con los brazos abiertos; hay que ponerle nuevo vestido, hay que abrazarlo. Yo tampoco he leído en la Biblia que cuando uno le falla al Señor hay que presentarse ante la congregación y confesarlo públicamente. Lo que sí he leído en la primera carta de Juan 1:9 es lo siguiente: “Si confesamos nuestros pecados, (a Dios) Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.”

Entiendo que algunas congregaciones tienen estas reglas internas, pero son reglas propias de una determinada congregación. Nuestro Señor es un Dios de restauración.

Ahora reconozco que todo lo que sembramos cosechamos. Tú lo dices en tu nota y con mucha madurez: “Cometí el pecado de fornicación; cedí a la tentación y ahora estoy pagando las consecuencias”. Una consecuencia es ese embarazo inesperado.

Me alegro saber que has pedido perdón al Señor y sientes que el Espíritu Santo ha puesto verdadero arrepentimiento en tu corazón. Posiblemente las consecuencias las cosecharás por mucho tiempo, pero esa paz que trae el verdadero arrepentimiento te ayudará en el proceso de tu restauración.

Sigue fiel al Señor, y que el Espíritu Santo te siga ayudando. Que las lecciones aprendidas de esta caída sirvan para que tu vida y carácter sean moldeados por Dios, y que Él pueda usarte en la restauración de muchos. El verdadero arrepentimiento trae salvación y salud.

Dios te ama y yo también.
Ernesto Pinto

Les invito a escuchar algunos programas radiales:

Embarazo no planeado

Virgen hasta el matrimonio

La Iglesia Perseguida

¡El ser miembros de la Iglesia del Señor Jesucristo es un honor y una bendición inigualable! El Dios del cielo, el Creador de todas las cosas nos ha escogido para ser Sus Hijos pagando por nosotros con la preciosa sangre de Su Hijo Amado.

Pero también ese hecho, el hecho de ser parte de la Iglesia del Señor lo hace a usted y a mi un blanco del enemigo.

El ministerio Puertas Abiertas produce cada año un manual de oración por la Iglesia Perseguida en el mundo y lista los 50 países donde la lglesia es más perseguida. Países como Corea del Norte, China, y Afganistán (que ahora está de número uno en la lista) están allí. En esos 50 países los Cristianos están siendo oprimidos, vejados, despojados de sus derechos más elementales, puestos en prisión, y muertos por su fe.

Personalmente yo he estado en muchos de esos países y he visto y sentido, de primera mano, la opresión de la persecución.

Cada año miles de Cristianos son perseguidos a muerte mientras el resto del mundo calla en un silencio cómplice de muerte!

Cientos de miles de Cristianos huyeron de Irak y de Siria en medio del extremismo lslámico, y miles más están huyendo hoy de la cruenta persecución a muerte en Afganistán.

Y tal parece que esa persecución a muerte no cesará hasta la venida del Señor cuando Él mismo le ponga fin y nos introduzca a Su Reino Celestial! Por eso oramos cada día: “Venga, Señor, tu reino”.

Después de la muerte de José en Egipto se levantó “un faraón que no conocía a José”. En unos pocos años la gesta que hizo de José un héroe en Egipto fue olvidada y los hebreos se multiplicaron y se hicieron fuertes a los ojos del faraón y los egipcios. Y fue entonces cuando una opresión salvaje comenzó contra ellos. Y fueron obligados a trabajar como esclavos para hacer ciudades de acopio y toda clase de construcción a la fuerza!

Pero fue entonces cuando Dios levantó a Moisés como paladín de la gesta libertadora del pueblo hebreo.

Dios siempre tiene un Plan y un Propósito preparado para los tiempos a la mano y para todos los tiempos.

La amargura, la desesperación, y la angustia del Pueblo del Señor iban a ser cambiadas por la Presencia, el Poder y la Gloria de Dios!

Desde tiempos antiguos nuestro enemigo ha querido eliminar sistemáticamente al Pueblo de Dios, pero nunca lo ha logrado, ni lo logrará ahora. Los países que han tratado de exterminar el testimonio de la Iglesia, han visto como la Iglesia se multiplica más.

El Señor sigue hoy levantando a muchos que como Moisés están listos a sufrir por Cristo “antes que gozar de los deleites temporales del pecado” (Hebreos 11.25).

Que el Señor nos dé hoy de Su Gracia y Su Poder para resistir los embates del enemigo y Proclamar a los cuatro vientos que JESUCRISTO es el SEÑOR, cueste lo que cueste!

Hasta que todos oigan!

Eliezer D. González
Amigo del ministerio ENCUENTRO

Aqui unos nuevos programas radiales:

Dile SI a la Gran Comisión Y NO a la Gran Decepción

Cuando pensamos en los creyentes que nos antecedieron, vienen a nuestra mente hombres y mujeres sacrificados y apegados a la Santidad. En mi caso, muchos creyentes han enriquecido mi vida, como por ejemplo Hans Alsbo quien fue un Misionero Sueco que dejó el boxeo profesional y la comodidad de su querido país natal, para venir a servirnos y evangelizarnos.

Su amor por los pobres y necesitados ha sido insuperable. Agradezco a Dios haber guiado a este humilde hombre para que se fijara en mí y fuera mi mentor, amigo y una figura paterna, cuando más lo necesitaba.

Muchos otros fieles creyentes impactaron mi vida con su fe y amor a Cristo.

Nunca olvidemos como vivían nuestros hermanos y hermanas en la Iglesia Primitiva. En el libro de los Hechos 2:42 encontramos esta maravillosa declaración; leemos: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión, y en el partimiento del pan, y en las oraciones.”

¡Qué descripción más impactante de una comunidad de creyentes que hicieron la diferencia ante el embate del cruel brazo romano!

Ese es el MODELO de Iglesia que queremos para estos tiempos donde Sodoma y Gomorra se convierten en una caricatura. Estos valientes creyentes del primer siglo sabían lo que era ANDAR en el Espíritu, predicar la sencillez del poderoso mensaje del Evangelio.

El Apóstol Pablo lo proclamó así: …Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree….” (Romanos 1:16). No me avergüenzo significa estar dispuesto a Morir por la causa. Hoy pregunto: – ¿podría decir el EVANGELIO lo mismo de la Iglesia actual?

Muchas congregaciones modernas son una afrenta al Evangelio de Cristo, por atraer a la gente a su propio “reino” han cambiado la reverencia y adoración en un verdadero circo. Otros han diseñado sus programas eclesiales para atraer a cierto segmento de la población. Como me dijo alguien una vez: “Nuestra Iglesia está diseñada sólo para alcanzar a los de clase media alta”. Para esta gente la Gran Comisión se convirtió en la gran decepción. Con razón nunca podrán predicar sobre Mateo 25: “Tuve hambre y no me diste de comer…. estuve preso y no te acordaste de mi…  Fui extranjero y me echaste de tu país. “ dijo Jesús.

Gracias a Dios, en mi caminar por el continente, todavía me encuentro con Pastores con un corazón de Pastor. Gente reverente que no está dispuesta a doblar sus rodillas al Baal del exitismo y la fama. Congregaciones que decidieron venir a la reunión con un claro concepto de que nuestra adoración sólo la MERECE nuestro Dios y no el “ungido” del momento ni el nombre de nuestro Ministerio. Personas que rechazan todo lo que huela a show mediático y todo aquello que esté comprometido con cosas de este mundo.

Jesús se acercó a sus discípulos y les dijo: —Dios me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Así que vayan y hagan seguidores en todas las naciones. Bautícenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a obedecer todo lo que yo les he mandado. Tengan presente que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundoMateo 28:16-20

Así que mi desafío para hoy es:

Reconocer que:

1- ¡Dios es Bueno! Su Espíritu Santo está haciendo grandes cosas en nuestras vidas y familias. No olvide que Él quiere BENDECIR A TODA persona, a través de usted.

Por favor recordemos que la primera promesa para el Padre Abraham fue esta: “… te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás de bendición.” Gen. 12:1-3

2- Para ser instrumentos de Dios a un mundo enfermo, necesitamos SABIDURÍA.  Dios es la fuente de toda sabiduría y Él la imparte a todos sus hijos/as. Proverbios 2:6-7: Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. Él provee de sana sabiduría a los rectos; es escudo a los que caminan rectamente.”

3- Dios busca convertidos no convencidos.

Necesitamos hablar con CONVICCIÓN.  Cuando nos sometemos voluntariamente al consejo de Su Palabra; Su Espíritu Santo traerá convicción a nuestro corazón. Decidamos hoy confiar en la dirección de Dios y no en nuestra propia fuerza y prudencia. Proverbios 3:5-8.

4- Salir de las cuatro paredes y ser creativos en nuestro Evangelizar:

En Mateo 28 Jesús, nos ordena IR y PREDICAR. Seamos obedientes. Jesús fue modelo de obediencia al Padre en todo, y por esto es amigo y ayudador de los que obedecen. Juan 15:10,14. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea perfecto.  Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, así como yo os he amado. Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos.  Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando.”

5- Buscar a Dios y obedecer el consejo de Su Palabra trae bendición, como dice en Proverbios 3:13-18. Ganancias que superan lo material, buena vejez, riqueza, honra, paz y gozo.

“Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que obtiene la inteligencia; Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus frutos más que el oro fino.”

Pastor, no importa el tamaño de tu congregación; lo que importa es el tamaño de tu FIDELIDAD y el compromiso con el llamamiento de ser lo que te fue confiado desde el cielo. Sé tú la GRAN COMISION y no la gran decepción.

Pastor, recordemos lo que Pedro nos dice: Tampoco como teniendo señorío sobre los que os han sido confiados, sino demostrando ser ejemplos del rebaño. Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, recibiréis la corona inmarcesible de gloria.” 1 Pedro 5:3,4.

Con Amor,

Pastor Ernesto Pinto

Mujeres que sufren en silencio

Cuánto dolor en nuestro mundo. Existe el dolor físico por tantas enfermedades que atacan nuestro cuerpo y el dolor emocional, que es aún mayor debido a que varias personas lo padecen en silencio.

Muchas de nuestras mujeres han experimentado abuso doméstico en sus hogares por su pareja o esposo que les ha causado mucho dolor. Lo triste es que ese abuso afecta también a los hijos.

Al preparar las entrevistas para nuestro programa de mujeres de: “Encuentro Familiar”, mi corazón se entristece y siento el mismo dolor que estas mujeres sufren al recordar lo que les ha tocado vivir.

En una reciente oportunidad pude entrevistar a una mujer que me decía que por veintidós años sufrió el abuso por parte de su esposo y muchas veces nos preguntamos el motivo por el cual estas mujeres toleran tanto maltrato sin tomar una decisión. Al consultarle sobre por qué no lo denunció, esta fue su respuesta: “¡Por temor! Las amenazas eran que si hablaba, me mataría a mí, a mis hijos, a mis padres y aún hasta los perros de la casa. Y yo lo creía, sufría en silencio y el miedo me inmovilizaba”.

Lastimosamente este es el caso de muchas mujeres que han muerto por causa de esta maldición llamada abuso doméstico.

Otra de mis entrevistadas expresó el dolor de esta manera: “Mi esposo me está siendo infiel, y yo no sé qué decisión tomar, ya que tenemos siete hijos.”

Estoy segura de que esta mujer igual que la anterior están pensando más en sus hijos que en ellas mismas, ya que saben que no solamente ellas serán las afectadas, sino que los hijos también serán victimas del dolor emocional por la separación o divorcio de sus padres.

Una palabra de ánimo:
Ante tanto abuso y denigración, nuestra sociedad necesita de una experiencia real con Cristo, quien lo entregó todo en aquella cruz para traer orden espiritual a nuestras vidas.
Jesús dijo claramente: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia…y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mis manos”. Juan 10: 10-28. (RVR 1960).

Marina Pinto

Abuso domestico
https://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1299enc%20-%20Abuso%20domestico.mp3

Abuso en el hogar
https://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1303enc%20-%20Abuso%20en%20el%20hogar.mp3

Quien pone orden en la casa
https://www.encuentro.ca/media/Encuentro/Archivo%20de%20Programas/1380enc%20-%20Quien%20pone%20el%20orden%20en%20la%20casa.mp3

Identidad en Cristo

¿Alguna vez han robado tu identidad?

Hay personas que han sido víctimas al ser usurpadas por alguien que les ha robado sus carteras o billeteras con su documentación. Y las que son honestas, al encontrarlas las depositaron en algún buzón de cartas para que fuera enviado a su respectivo dueño.

Pero otros, en cambio, han querido tomar ventaja y no las entregaron, sino que han tratado de utilizar la identidad de quienes han extraviado sus documentos.

Hoy en día estamos viviendo tiempos peligrosos en todas las áreas, pero hay una con la que debemos de tener mucho cuidado y es con el uso y mal uso del internet y las redes sociales que están disponibles hoy en día.

Las redes sociales son un instrumento con el que mucha gente permanece en contacto con sus amigos, busca empleo o comparte sus fotos o videos; sin embargo, ante este enorme caudal de datos personales que viajan por la red, algunos tratarán de suplantar o robar tu identidad.

Muchas personas se sienten contentos al creer que a través de todos los likes (me gusta o dedito para arriba) que reciben serán más importantes y comparten mucho más de lo que debieran sobre sus vidas personales.

Respecto a la pérdida de identidad, la Biblia registra el caso de Jacob quien usurpó el lugar de su hermano Esaú para engañar a su padre anciano y ciego llamado Isaac.

Jacob sabía que Esaú, por ser primogénito era el acreedor de la bendición de su padre y con la ayuda de su madre se hizo pasar por su hermano, poniéndose pieles en sus brazos para no ser reconocido. Encontramos esta historia en Génesis 27:1-40.

Sabemos que hacerse pasar por alguien que no eres, tarde o temprano, traerá consecuencias a tu vida. Jacob tuvo que huir durante mucho tiempo para que su hermano no lo matara.

Todos tenemos una identidad que nos caracteriza por quienes somos.

La buena noticia es que Dios nos dio una identidad única, nos dice la Escritura que Él nos hizo a su imagen y semejanza: “Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó”. Génesis 1:27. (RVR 1960).

Así como nuestros padres biológicos saben que nosotros somos sus hijos porque ellos aportaron su ADN y eso nos identifica como su descendencia, lo mismo sucede con nuestro Padre Celestial.

Hace algunos años atrás, conocí a una joven quien me decía con tristeza que su madre negaba que ella fuera su hija. Podía ver el dolor en su rostro al contarme que un día encontró a la mujer que le dio la vida y siendo una niña al enfrentarse con ella le preguntó: “¿Es usted mi madre?”. La mujer mirándola a los ojos le dijo: “No, yo no soy tu madre”.

Mi corazón se llenó de tristeza al ver el rostro de aquella mujer recordando esa triste historia, ya que sí era su madre, simplemente esa mujer no quiso tomar la responsabilidad sobre su hija.

La triste realidad es que hay muchos niños por las calles sin saber quiénes son sus padres.

Pero mi querida amiga/o, la buena noticia es que en Dios nuestra identidad estás asegurada cuando mantenemos una comunión íntima con Él.

Aquí comparto algunos versículos que nos recuerdan nuestra identidad en Cristo:

1.         Gálatas 3:26, 4:6: “Soy hijo(a) de Dios”.

2.         Romanos 8:17: “Soy heredero de Dios y coheredero con Cristo”.

3.         Efesios 2:10: “Soy hechura de Dios, creado para buenas obras”.

4.         Colosenses 3:12: “Soy escogido de Dios, santo, y amado”.

5.         1 Pedro 2:9-10: “Soy linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios”.

Al habernos creado a su imagen y semejanza, Dios tiene un propósito para tu vida. Nos dice 1 Pedro 2:9: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

Dios te Bendiga.

Marina Pinto

Les dejo algunos programas radiales:

Poner al lado nuestro temor

El Dios quien nos creó es un Dios generoso. El nos ha dado mucho más que nuestra vida, física y espiritual. Él nos ha dado habilidades, destrezas, inteligencia, y capacidad para realizar cosas extraordinarias. Por haber sido creados a la Imagen de Dios usted y yo podemos hacer cosas grandes y pequeñas que muestren la Gracia y el Poder de Dios.

Yo creo que ese es el sentido de la Parábola de los Talentos en Mateo 25. En esa parábola el Señor de los siervos les reparte a cada uno “conforme a su capacidad”. Eso me indica que el Señor en su eterna sabiduría nos da a cada uno según lo que Él sabe que somos capaces de hacer.

¡Se dice que cada talento podía ser equivalente a 20 años de trabajo! ¡Cada talento era valioso en extremo! Y para multiplicar cada talento el que lo recibía tenía que arriesgarse. ¡Nada garantizaba el éxito de la empresa, pero se negociaba o se perdía! Hay algunos que van por la vida temerosos de quedar mal, de fallarse a sí mismos y a los otros.

Alguien dijo que el error más grande en la vida es ir por la vida con el miedo de cometer un error. Y ese fue el error del que recibió un talento, tuvo miedo y escondió el talento recibido. No sólo se empobreció él, sino que empobreció a aquellos que pudieron haberse beneficiado con su trabajo y su inversión.

Dios nos ha dado mucho más de lo que merecemos y ahora espera que vayamos y seamos fieles al multiplicar lo que hemos recibido para bendición de los otros.

Señor, ayúdame hoy a poner a un lado mis temores. Señor, ayúdame a serte fiel con lo que he recibido de tu Mano.

¡Hasta que todos oigan!

Eliezer D. González
Amigo del ministerio ENCUENTRO

Escuchan algunos programas radiales:

35 años cantando para Dios

De la mansión a la misión