El ayuno y nuestra motivación

El ayuno es una decisión que hacemos de abstenernos de ingerir alimentos o bebidas para acercarnos y tener una comunión íntima con nuestro Padre Celestial, durante el tiempo que determinemos hacerlo.

Al ofrecer un ayuno estamos negándonos de hacer algo que nos cuesta dejar algunas veces y voluntariamente decidimos tomar ese tiempo especial para estar en total comunión con nuestro Padre Celestial.

¿Por qué decidimos ayunar?

El ayuno debe tener como propósito agradar y obedecer a Dios. No es solamente el abstenernos de los alimentos o las bebidas, sino que también, como un amigo dijera, podemos entregar durante ese tiempo el guardarnos de aquellas cosas que nos tienen atados. En su caso, él se abstuvo por un tiempo de las redes sociales, ya que le estaban estorbando su vida espiritual.

Leemos en el libro de Isaías 58:6: “¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?”.

¿Cuál es tu actitud cuando ayunas?

¿Cuál es tu motivación?

Es acaso el acercarte a Dios mostrando tu amor, obediencia y sumisión a Él o lo haces para conseguir algo que deseas y aunque suena egoísta, es válido si lo hacemos con un corazón sincero y de una forma personal con Dios y no como para que todos lo sepan.

Leemos en Su Palabra: Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. (Mateo 6:6)

También nos dice: Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. (Mateo 6: 17-19)

En la escritura hay un ejemplo sobre el ayuno que hizo Daniel junto con sus amigos Sadrac, Mesac y Abednego. Ellos decidieron abstenerse, por voluntad propia, de no comer la comida del rey de Babilonia para no contaminarse, haciendo un ayuno parcial solamente comiendo frutas, verduras y agua. Este pasaje lo encontramos en el libro de Daniel capítulo 1, versículo 8: Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse”.

Luego en Daniel 1:16 dice: “Así, pues, Melsar se llevaba la porción de la comida de ellos y el vino que habían de beber, y les daba legumbres”.

Entonces, ¿cuál es tu motivación para ayunar?

¿Recuerdas sobre mi amigo y el ayuno que el hizo absteniéndose de las redes sociales? El reportó que le ayudó mucho y que las redes ya no son su prioridad y ahora se siente libre y no le hacen falta.

 Te invito que, al hacer un ayuno voluntario, examinemos pues nuestro corazón. Dios nos conoce íntimamente y sabe cuál es nuestra verdadera motivación.

¡Muchas bendiciones!

Marina Pinto

Les comparto algunos programas radiales

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro%20Familiar/EF108%20-%20Siendo%20sal%20y%20luz%20en%20nuestra%20comunidad.mp3

http://www.encuentro.ca/media/Encuentro%20Familiar/EF092%20-%20El%20camino%20del%20senor%20es%20de%20valientes%20no%20de%20cobardes.mp3

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s